Juguetes de la desconexión

Estás haciendo las compras, feliz de que no financias el cuerpo de nadie, que compartis tus experiencias en los mataderos para generar conciencia y de repente esto: Así de simple le inculcamos a nuestros hijos, que son el futuro, cómo explotar animales. Les demostramos con este regalo de navidad que los animales son una cosa, que cuando vemos un camión en la ruta lleno de animales yendo a morir está bien, es normal. Esta es la manera de educar a nuestros hijos? O es la manera de perpetuar la esclavitud y cosificación de los demás? Me voy del supermercado sin poder creer que seamos así de incapaces de educar a otros. Porque teniendo en nuestras manos la capacidad de educar con la verdad y el respeto, elegimos no pensar en el cambio y seguir en la prehistoria, pero de plástico.

La foto la saqué recién en un supermercado Vea de Argentina.

Destacados