Morgue legal

Nadies colgando en la vidriera fría, mas bien helada de la carnicería. Enganchados desde su mandíbula, con las patas enganchadas de los cuellos, cuelgan muertos los pequeños cerdos, de unos pocos meses, en la vidriera de la carnicería. Y los carroñeros, esperan el turno que les dice el papelito, para comprar a los difuntos, que ya sin su madre, guardan silencio en la carnicería. Pero ¿porque carnicería?, porque mejor no le decimos "morgue legal de animales", o "morgue" a secas. El lenguaje es otra de las armas del especismo, no creas siempre todo lo que te dicen, cuestioná tus hábitos, cuestionate.

Destacados