Sentir para ver

A veces, aunque tengamos los ojos abiertos, no vemos. La verdad pasa frente a nosotros y el filtro de la cultura, de lo que nos enseñaron, de la escuela, de la familia, de los amigos, de la tele y de todo lo que nos construye, nos tapa la visión, nos enceguece. Y la verdad, la protagonista de la obra, solo será iluminada por la luz de la empatía, solo en el momento en el que comprendamos que ellos son nosotros, ella brillara, opacando a las falsas necesidades y a nuestro instinto de león. Destruyamos los filtros que nos impiden ver el sol, sabemos que comer animales está mal, lo sabe cada una de nuestras células, abramos los ojos y seamos esos humanos que hacen un mundo mejor para todos.

Destacados