Víctima de los padres

Una parte fundamental de nuestra construcción como individuos son nuestros padres, ellos nos enseñan sobre lo que está bien y lo que está mal, nosotros crecemos sobre esos valores. Por eso esta nena es una víctima de sus propios padres, que no miden las consecuencias de educar a matar, no miden lo que eso significa en la mente de su hija; la ruptura de su ética, el derrocamiento de su compasión. Mientras tanto, mientras intentamos entender nuestra psiquis, mientras estudiamos psicología y comportamiento, mientras pedimos respeto por nuestros tiempos, por el rato largo que nos lleva comprender la sencilla idea de que no debemos dañar a nadie, cuelgan de una niña, como un trofeo, los animales muertos de otras especies que nunca entendieron porque alguien los asesinó.

Destacados