Entrevista que nos hizo lahaine.org


1¿Hace cuánto que existe Voicot, por qué el nombre?

Voicot existe desde febrero de 2014, somos un movimiento artístico que lucha por la liberación animal. La v es por veganismo y por victoria, la victoria del veganismo, nuestra meta. El nombre esta relacionado con el Voicot a la matanza de animales, Voicot a este sistema, Voicot al poder establecido, al poder opresor, Voicot a lo que nos enseñaron, Voicot a la costumbre y tradición. Nació cuando pensábamos de que manera podemos multiplicar activistas, como hacer para decir lo que pensamos a todo el mundo, nació como una forma de comunicación plasmada en remeras con mensajes fuertes que cuestionen, no que callen, Voicot dice y expone, en Voicot somos activistas visuales.

2) ¿Cuántas personas integran el colectivo, de qué espectro, reducto social o luchas sociales vienen?

Éramos dos, ahora se sumaron 2 personas más. Fede y yo, somos creativos publicitarios, venimos de venderle al mundo todo lo que no necesita. Yo trabajé en el rubro editorial mucho tiempo, siempre escribí, antes cuentos para chicos, también hice cine y otras artes, Fede en cambio sí trabajo en agencia en argentina y en EEUU muchos años, ganó premios, fue “exitoso”, aunque para él había algo que andaba mal. En mi familia la lucha siempre estuvo, mi mamá era militante política y mi abuelo fue un gran editor argentino, fundador de la editorial Peña Lillo, editó a Jauretche, Jorge Abelardo Ramos, Rodolfo Ortega Peña, Scalabrini Ortiz, Hernández Arregui, José María Rosa, Norberto Galasso, Sánchez Sorondo, Ernesto Palacio; mi abuelo fué la persona mas humilde que conocí. Los otros dos activistas de Voicot son Mati y Caro, una pareja hermosa que se ocupan entre otras cosas, de que generemos ventas para poder sostener el movimiento.

3) ¿En qué tipo de acciones o actividades está centrado el grupo?.

Usamos las herramientas que estudiamos, como fotografía, cine, publicidad, para generar acciones.Hacemos pintadas, proyecciones, video arte, murales, fanzines, rescates, ropa con mensaje, sellos para billetes, serigrafía, también escribimos, de todo! Aunque somos activistas visuales principalmente. 4) ¿Cómo llegaron al veganismo, qué les hizo cambiar?, y ¿qué les inspiró para hacer lo que hacen actualmente?.

Fede se conectó con un gato que tuvo, con su dolor y dejo de comer animales. Yo, ví a los 11 años, un video de Brigitte Bardot que se llamaba S.O.S vida, donde mostraban como mataban a las vacas y me fue suficiente para sacar a los animales de mi menú. El veganismo nos encontró a los dos, hicimos el cambio juntos, inspirados por el amor, siempre.

5)Ustedes participaron de forma activa en el rescate de varios pollos de la empresa Cresta Roja, cómo vivieron esos momentos, no sólo a nivel de militancia­,activismo sino a nivel personal­-emotivo (este aspecto pocas veces se toca y se malinterpreta como sensiblería). Si pueden hacer un esbozo de qué es lo que pasó en esa empresa les agradezco, ya que conozco del tema pero mejor si viene de primera mano de ustedes. ¿Llegaron a cruzarse con los trabajadores que estaban en huelga?. Si tienen algo para decir al respecto, lo pueden hacer.

Lo de Cresta Roja fue fuerte. La empresa quebró y además de echar a la gente, a los animales los dejó encerrados sin agua ni comida. Cuando nos enteramos coordinamos junto con otras ongs y activistas independientes el rescate. No teníamos idea de lo que nos íbamos a encontrar, ni siquiera sabíamos si nos íbamos a encontrar algo, si nos iban a dejar pasar, no había data de la dirección exacta, solo teníamos el dato de una policía animalista que había recibido quejas de gente del barrio por el olor a podrido que salía de las naves. Llegamos casi de noche, una mujer embarazada nos preguntó “ustedes son los de los animales?” y nos abrió una barrera dejándonos entrar, ya sentíamos el olor, era espantoso. Parecía una película de ciencia ficción, los que habían llegado primero, con barbijos blancos, linternas y gallinas pasaban desesperados buscando cajas para meter a las gallinas que habían sacado, nadie esperaba que pudiéramos sacar tantas. Se escuchaban llantos, gritos, y la policía que enojada, nos decía a todos que ya estaba, se cerraban las puertas, no podíamos hacer eso. Una chica veterinaria había convencido al policía de un rato mas, pero ese rato se había acabado. Había gallinas por todos lados, que se escapaban de las manos principiantes de los activistas. No era fácil agarrarlas. Se corría el rumor de que podíamos contagiarnos gripe aviar y demás enfermedades. Abrimos el auto y metimos casi 50 gallinas, las que había al auto, al baúl directo, no había mas cajas. Después de este día tremendo vino la búsqueda de adoptantes, y dos rescates más en los que participamos, vivimos a casi 500 km del lugar y todo lo bancamos nosotros. El segundo rescate fué el mas grande, alquilamos un camión y nos llevamos como 900 gallinas. Emocionalmente fue muy crudo, ver gallinas moribundas, siendo comidas, pedir que alguien las mate, que dejen de sufrir, tomar una decisión con la vida de un otro, porque así me gustaría que hagan conmigo, me acuerdo que un chico lloraba con un cuchillo en la mano que estaba por usar o ya había usado, no se, pero lloraba con tanta tristeza. Mira que antes de esto habíamos estado en un matadero de vacas, digo, donde filmamos, habíamos visto todo, no es que veníamos desde la virginidad de la violencia, ya la conocíamos, ya conocíamos el dolor filoso que somos capaces de darle a otro, ya habíamos visto a seres inocentes ser asesinados, pero a pesar de que esto no era un matadero, si era como un campo de concentración. Hubo conflictos varios, de egos, de peleas, de muchas contradicciones entre humanos, así que al último rescate fuimos por nuestra cuenta y se nos sumaron un par de activistas nada más. Llegamos primeros, y no nos querían dejar entrar, porque según el casero otra empresa la había comprado (eso decía, finalmente fue Cresta Roja quien la siguió explotando) y como le habíamos llevado alimento orgánico y veníamos de tan lejos, sólo dos personas, nos dejó pasar. Las naves quedaban a 100 mts o más de la casa del casero, así que nos llenamos el auto de gallinas y las tapamos con cosas, la que estaba cerca la levantábamos sin elegir a las más aptas para la vida, calcula que estaban hacía meses sin que nadie les diera comida o agua. La partida fué tremenda, ellas no se corrían del auto, no nos dejaban ir, estábamos Fede y yo, llorando, porque nos teníamos que ir, había un auto lleno de gallinas sin permiso, pero estas otras no nos dejaban ir, así que fuimos violentos con ellas, hicimos ruido, tocamos la bocina, las espantábamos con un trapo, toda una situación horrible, angustiante, la escribo ahora y lloro porque fue un momento muy duro. Cuando logramos sacar el auto, sacar las que se interponían en las ruedas, arrancamos y detrás nos corrían cientos de ellas, queriendo ser rescatadas y nosotros ahí, sin hacerlo, eligiendo las que estaban en el auto y no a las otras, eligiendo ser pacíficos ante esta situación generada por una sociedad violenta capaz de dejar sin agua ni comida a 27000 animales, animales que se comían entre ellos, que tomaban agua podrida, que estaban locos, sacados, enfermos, porque así lo permitimos cada uno de nosotros asintiendo a esta locura, simplemente porque así es el sistema. Ahora vivimos con Shablon, Resistiré, Gato y Cuello Largo, 4 gallinitas que nacieron para morir, pero están vivas durmiendo en el sillón! Como 120 gallinas trajimos en el auto y dimos en adopción a familias que se ofrecieron a cuidarlas.

6) Díganme su opinión sobre cómo está el veganismo ahora en Argentina, o si no, más concretamente en Buenos Aires, ya que hace 20 años atrás el veganismo se daba cita más que nada dentro del ambiente hardcore­punk-­anarquista , relacionado con esas contraculturas a lo hegemónico y con el condimento antiautoritario del anarquismo. Saber si está manoseado por los medios masivos, etc, tiempo atrás sé que había un colectivo que erade tendencia peronista-­kirchnerista que se llamaba veganismo militante, cuál es la opinión sobre ese grupo? (si ameritan importante responderlo claro).

Nunca tuve un encuentro con veganismo militante, los conozco nada mas, pero de nombre. En cuanto a la Argentina, hay cada vez mas gente, creo que en este sentido me siento esperanzada, creo que hay un aumento notable en la cantidad de activistas, ahora bien, lo que falta es desde mi punto de vista un grupo que nuclee a los demás, que nos haga mas numerosos, con los que apoyarnos en movidas puntuales, bueno, eso no hay, todos por su lado, haciendo lo que creen, como pueden. Creo que falta todavía compromiso y también que se informen mas, que lean más, que haya un sustento mas sólido que la empatía por los animales, que haya ideas, gente que se involucre desde otros lugares. No se si es bueno o malo, pero a nosotros nos cuesta un montón encontrar la gente para trabajar, por eso en Voicot somos 4, y recién, porque fuimos 2 todos estos años. Siento que un compromiso profundo es fundamental, aparte de la humildad, esas son las dos cualidades indispensables de un activista efectivo desde mi punto de vista

7) ¿Piensan que el vegetarianismo aka ovolactovegetarianismo es un paso al veganismo o es otro verso que nos quieren hacer creer quienes no salen de su zona de opresión alegando que están en proceso o en tránsito al dejar de ser especista?.

Yo creo que cada uno tiene sus tiempos, hay quien necesita mas y hay quien se hace vegano de primera. Creo que cuanto más respetuoso sea ese tiempo, desde los demás, mas real y sostenido será el cambio. Quien quiere cambiar ya arranco el auto, ahora hay que ver que modelo de voluntad tiene!

8) La publicidad generalmente es manejada por los grupos de poder, generalmente monopolios y que son los dueños tanto de todas las cadenas productivas de alimento, es posible hacer publicidad con una orientación por la liberación animal­,antiespecista en su esencia, sabiendo que este es el sistema perverso que adoctrina mediante esa vía a las personas?.

Yo creo que es fundamental atacar por todas las aristas, creo que está buenísimo usar las herramientas que usa el poder a nuestro beneficio, usar sus estrategias, por las que pagaron, para lograr una mayor efectividad, difundir en los lugares en los que ellos confían, creo que sí, puede ser muy efectivo.

Texto completo en: http://www.lahaine.org/entrevista-al-colectivo-voicot-por

Destacados