Palabras


"Porque no hay desgracia más grande, que la de no poder luchar con la propia bajeza, de no poder sobreponerse a la propia debilidad a la propia estupidez, a veces a la propia maldad, cuando los malos son personas de no mucho poder yo siento mas ternura que encono, lamento esos destinos de hombres y mujeres que no tuvieron la fuerza necesaria como para sobreponerse a su bajeza."

Destacados