Todos muertos

Los pateamos, los golpeamos, los aturdimos, los esclavizamos, les cortamos la cola y los dientes, los quemamos, los degollamos, los empujamos, los cortamos, los tajeamos, les pegamos tiros y mazazos, los llenamos de miedo, los comemos, los torturamos y cada vez que lo hacemos empobrecemos nuestra alma, debilitamos a nuestro corazón, ahogamos nuestra conciencia, cada vez que lo hacemos nos vaciamos, cada vez que lo hacemos nos morimos un poco más.

Destacados