De quien es esa manito?

Tendemos a no hacernos cargo de que esto pasa porque nosotros cocemos su cuerpo trozado como si fuera comida, mientras que es simplemente, el cadaver de un animal que fue asesinado para que nos lo llevemos a la boca. No queremos ver que esa mano también es la nuestra, que somos los responsables, más allá de cada gobierno, de cada empresa, de cada familia, cada uno de nosotros somos los responsables de que esto pase a cada segundo. Pedimos justicia y no relacionamos que detrás de nuestros actos cotidianos, se esconde la mayor de las injusticias. El primer paso es hacernos responsables del daño que generan nuestras acciones y el segundo paso es el cambio. Cambiemos hoy que mañana no existe.

Destacados