elelefante

Que suerte que tenemos. No nos cazan para robarnos los dientes, no nos raptan para encerrarnos en jaulas por el resto de nuestras vidas, no nos envenenan ni matan con lanzas cuando queremos comer, no arrasan con nuestras casas, no nos hacen hacer el ridiculo delante de otras personas. Que suerte que no somos elefantes. (Campesinos asesinan a elefantes por dañar sus cultivos. Ellos se acercan a las ciudades en busca de comida, ya que la tala hizo desaparecer la mayor parte de su habitat natural.

535921_470499576422741_6304376713872820871_n.jpg

Destacados