Ruta 11

Pasa que a veces no nos ponemos a pensar de verdad. Vamos andando con la mochila de lo que nos dijeron, lo que nos contaron, lo que creían quienes amamos o respetamos. Pero no paramos y pensamos cuanto de verdad tienen esos cuentos que pasan de generación en generación. Los animales son seres vivos, comprar animales es lo mismo que comprar personas y elegirlas de acuerdo a sus colores o aptitudes en la vida. Yo quiero comprar un chico rubio, de ojos azules, cariñoso, que juegue solo. Se crían tantos animales que ni los números exactos se tienen. Y ni hablar del abuso al que son expuestos en los criaderos los animales/cosa. Porque cualquiera vende animales, cualquiera que no haya conectado. Mientras en la calle se reproducen otros tantos que tampoco se pueden contar. Los animales no son cosas son seres vivos, no se compran, se adoptan, no se los tiene ni como alarma, ni como herramienta para un bien personal. Conectemos, los criaderos reproducen la ignorancia y el egoísmo de creer que todo, absolutamente todo, esta para ser usado como se nos cante y en nuestro propio beneficio.

10671247_464519697020729_8112761962831501756_n.jpg

Destacados