Invictus

"Lo vestían con falda y zapatillas rosas. Aparecía con un velo en la cara, agitaba una sombrilla y una tela ocultaba las tumoraciones provocadas por la pesada cadena encarnada en su cuello. Nadie se dio cuenta de la amputación en su rostro. Nadie notó que le arrancaron el maxilar inferior, los colmillos y que su brazo estaba fracturado o que padecía artritis, mucho menos el desgarre de sus manos. En este papel infame la “bailarina” era, en realidad, un oso negro americano." Nota de el periódico de Mexico sobre Invictus, un oso esclavo de un circo. No vayas a los circos con animales, todos esconden detras, la miseria mas profunda.

10702239_450230585116307_9162410577229962622_n.jpg

Destacados